Menu

PREOCUPANTE FRAGMENTACIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD

PREOCUPANTE FRAGMENTACIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD

 

 

Dir. Mauricio Zieleniec

     

        Institucionalmente observamos elementos diversos que se enfrentan contradictoriamente  en nuestro diario vivir. Dichos procesos tienen valores que señalan cambios sociológicos . Los mismos surgen en áreas socio-políticas-económicas, donde quizás nos resulta difícil percibirlas en su sumatoria cuantitativa, aunque en lo educativo y cultural son más visibles.  Recordemos que la suma de cambios cuantitativos puede producir cambios cualitativos en la sociedad. Es decir estamos frente a posibles cambios importantes.
   Desde tiempos del debilitamiento del P Colorado con la crisis de los años 2000, se generan años posteriores  una sociedad más individualista, consumista, egoísta, se comienza a marcar y profundizarse el egocentrismo.

     Fue luego de la crisis de los años 2000 al 2003,  donde  se destacan modificaciones notorias debido a la crisis vivida y nuevos procesos polarizantes.                                                                                                                                                                     Salimos de la crisis pos “Plata dulce” y comenzó el aumento del precio  de las commodities favoreciéndonos enormemente en los valores exportados por nuestro país. Parecía que los años de vacas flacas habían terminado, como en el relato Bíblico: Cuando se le pidió a José que interpretara el famoso sueño del faraón, en el que siete vacas  flacas devoran a siete vacas gordas y hermosas, éste predijo siete años de abundancia, a los que seguirían siete años de hambruna. Habíamos pasado la hambruna del comienzo del 2000 y se comenzaban a sustituir a partir del 2004-6 por el período de las “vacas gordas”.

       En el mundo la crisis desarrollada en el Norte, hizo revertir las inversiones financieras hacia Sur, tanto en especulación financiera de productos, como capital inversor, junto a la expansión China a nivel mundial.

      Bajo esa nueva realidad el nuevo gobierno del FA (recién electo-2005) logra salir de la crisis del 2002 y ajustando en parte grandes injusticias sociales ancladas de años. Esa justicia social,  no fue  acompañada de creatividad para generar nuevas riquezas exportadoras futuras, incluido sectores terciarios y secundarios, aprovechando las condiciones favorables. Lo que hace difícil la continuidad de las mejoras sociales.

        Los nuevos valores de un 40% de aumento en el valor de las commodities exportables dieron  beneficios al país multiplicándose en consecuencia su PBI varias veces. Teniendo una década de realidades exitosas circunstanciales, que debió valorarse  que era una coyuntura circunstamcial internacional.
Mientras nuestro país sufre en su infraestructura y  un funcionamiento cuestionable ( teniendo una estructuralmente de productos algo similar a la época colonial)  sumándose el proceso de los oligopolios con impacto y crecimiento fuerte...
   Terminando la fiesta permitida por el Norte, en los dos últimos años observamos la pérdida de 49000 empleos, sin perspectivas de recuperación de los mismos y con temor a que crezca su número; las commodities bajaron los precios de exportación un 35%,  en estos últimos años , salvo la carne, (donde el gobierno realizó una excelente política). Mientras el volumen exportable de los mismos productos primarios en toneladas no sufre casi variación en 10 años aproximadamente.
La economía de base exportadora sigue siendo la primaria, perdiendo su potencial en el área secundaria, donde el valor agregado nacional se destacaría.
     La formación de nuevos  oligopolios en casi todos los rubros, sean servicios y producción es inimaginable. Mientras se acompaña con la imposición de la bancarización de la banca, pensada para el sector financiero e impositivo. El déficit fiscal está al borde en sus presupuestos y no admite flexibilización en nuevos gastos o inversiones, bajo riesgo de perder la calificación "grado inversor" que podría hacer cuestionar toda la ingeniería financiera.
El FA comienza a seudo fracturarse, entre problemas internos, pragmáticos y parlamentarios que se le presentan. Hay esbozos de corrupción interna, como consecuencia de su vicepresidente, muy cuestionado, que renunció a su cargo, y en  ASSE. Carámbula, ha entrado recientemente y desarticula irregularidades encontradas  en muchos sectores. Surge en este panorama el "Partido de la Gente" como una opción nueva, pequeña  pero pasa a ser la tercera fuerza política, increíblemente.
Aparece productores y comerciantes con muchas dificultades formando un movimientos social: "Un sólo Uruguay". No se puede resolver los pedidos sindicales ni el presupuesto del 6% en la educación.. Grandes paros se proyectan a todos los niveles. Los sectores sindicales comienzan una puja con "un solo Uruguay", Las grandes empresas comienzan a desplazar miles de pequeños y medianos empresarios. Solo en el campo se perdieron casi 10.000 pequeños emprendimientos en años. Las cooperativas en su mayoría dejan de ser rentables, sin mencionar las de vivienda, que tienen otra evolución. 160.000 jóvenes uruguayos se fueron a otras tierras.
El PIT ya dividido por un pequeño grupúsculo separatista, extremo, de integrantes de la UP. Sufre a  la vez sufre un nuevo sacudón interior con un nuevo sector de sindicatos, guardando la "unidad dentro del PIT", pero  se constituye como disidente a la dirección actual, marcando una nueva puja.
El fragmentamiento social, se visualiza por todos los horizontes, por ejemplo se encuentra en la seguridad interna muy cuestionada, la  educación, el reciente fracaso de los cambios judiciales recién votados y vueltos a replantear, la seguridad social con insuficiencias financieras, etc. El índice de crebilidad del gobierno , a futuro, está en sus peores números.
El propio ex presidente Mujica afirma que nadie quiere a nadie. Todos quieren todo ya. Este es nuestro paisito.
   Nadie habla de construir y dar, todos son reclamos inmediatos. No hay una política ética por parte de las autoridades. El símbolo de la basura nos rodea. Los desperdicios o lo que no necesitamos los tiramos desordenadamente, ensuciamos el espacio social. Los trabajadores piden más, y cada sector genera presión por sí mismo. El país deja de importarnos por intentar tener más dinero individual y poder adquisitivo para gastar más, en esta sociedad consumista. Los valores se nos anclaron ahí. El todo vale, es una nube que se asemeja a "La Peste " escrita por Albert Camus, en una denuncia muy singular. Guardando las enormes distancias históricas, asemejo dicha interpretación, como una enfermedad que nos va rodeando.

     En las fórmulas electorales muy próximas, seguramente el que prometa más será votado, más ingresos, más consumo y más mentiras. Lo será el que en verdad construya más, marque trabajo y estudio como ideal. La patria gaucha quedó con "doctores" de nuestra vieja historia y nadie se remanga para generar trabajo y e innovación. La tolerancia comienza a desaparecer y la ciudad entre basura (como realidad y símbolo), robos, asesinatos y bocinas intolerables, es rodeada por accidentes fatales de las débiles motos que sus conductores sufren a diario. Pero el egocentrismo y el consumismo no persigue. El resto no existe.

      Cuanto más se intenta con dinero establecer un equilibrio justo, mayor es el quiebre o fragmentación social. Eso es el resultado increíble de estos años. La justicia social , sin bases éticas nos han fracasado.

        Advertimos los riesgos futuros del poder oligopólico por las nuevas empresas surgidas , donde su fortaleza influye  y mucho será a futuro en nuestras líneas económicas y políticas. El mercado interno se estima lo tienen en un 50%. Apreciamos una introducción de la robótica o 4ta revolución industrial, donde nuestras previsiones, son muy ingenuas hasta el momento.

Solo el mundial unió lo fragmentado de nuestro paisito.....

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba